¡Estimado Visitante, Bienvenidos a Mundo Rieles!

El presente Blog tiene como principal objetivo la difusión de temas vinculados a los Ferrocarriles del Mundo; Quisiera dejar aclarado que el mismo NO pertenece a ninguna Empresa ni Organismo Ferroviario, simplemente aficionado al tema, buscando aprender juntos y poder compartirlo.

Para ello, en el mismo se publican con cierta periodicidad entradas, imágenes, gráficos, ilustraciones, opiniones, entre otras cuestiones; todas ellas con aportaciones propias y, desde luego, con aportes de terceros, en todos los casos con fuentes y bibliografía debidamente citadas para evitar plagio y/o daños a terceros, ya que NO es y, en ningún caso, la intención hacer daño.

Toda la información aquí volcada podrá ser reproducida, solo citen la fuente y/o nombre del Blog o autor del mismo, con ese simple hecho es suficiente. Si lo prefieren pueden escribirme a “mundorieles@gmail.com”.

A su vez, me gustaría solicitar a todos aquellos que consideren que en este Blog se viola o (se ha violado) derechos de “Copyright”, por favor me lo hagan saber para poder dar solución al mismo urgentemente.

Por último resta decir que, toda mención que se haga en este Blog de nombres que gocen de derechos de “Marca Registrada” o similar condición, se efectúa a solo efecto de acompañar dicha información, sin hacer uso de la misma a efectos económicos ni comercial por parte del presente Blog.

Muchas Gracias por su visita, espero que el Blog sea de su agrado y que disfruten de su contenido...! Con esa intención está hecho y escrito.///

Luis E. Morell Hernández.

P/D: Puede escribir y dejar su opinión del mismo a la siguiente casilla de E-mail: mundorieles@gmail.com

jueves, 1 de septiembre de 2011

Se cumplieron 154 años…

EL pasado 30de agosto de 2011 se cumplió 154 años en que un tren iniciara sus servicios por primera vez en la Argentina; una pequeña locomotora que había sido construida en el año 1854 en Inglaterra y que a su vez era veterana de la guerra de Crimea. Transportada hasta la ciudad de Buenos Aires en el vapor Borland, arribando al muelle porteño en la navidad de 1856. Unas semanas más tardes desfiló por las calles de la ciudad en un enorme carro, tirado por 30 caballos.

Llegaron también los hermanos Juan y Thomas Allen, contratados para conducirla, junto con el ingeniero Guillermo Brogge, encargado de la instalación de los rieles, varios capataces y 160 obreros especializados en instalaciones ferroviarias, todos ingleses.

El primer ensayo fue el 28 de enero de 1857, entre la Estación del Parque (actual Plaza Lavalle) y San José de Flores. Las pruebas fueron exitosas y se decidió que la fecha inaugural sería el sábado 29 de agosto. Ese día, sobre la única vía, salió de la Estación del Parque a la una de la tarde, cubriendo el trayecto a 24 kms por hora.

El tiempo acompañaba los festejos de los vecinos que festejaban la partida, en medio de flores y banderas donadas por familias de abolengo.

La formación iba en busca de La Floresta, una zona de quintas de veraneo en las afueras de la ciudad, distante diez kilómetros. La partida se efectuó por la actual calle Libertad, y tras dos curvas y contra curvas, encaró por el trazado de la calle Lavalle.

Al llegar al Boulevard Callao, el riel hacía una curva (que es el trazado del ex pasaje Rauch) para desembocar a la avenida Corrientes y correr hasta Centro América (hoy avenida Pueyrredón).

Tras girar a la izquierda, llegaba a La Piedad (calle Bartolomé Mitre) donde se levantaba la primera estación: Once de Septiembre; allí La Porteña fue recibida con fuegos artificiales y la banda musical del Regimiento Patricios.

A partir de esa estación, el recorrido era paralelo a la avenida Rivadavia, y así fueron quedando atrás las humildes estaciones de Almagro y Caballito. Más tarde, su paso fue saludado por intermitentes campanadas desde la histórica iglesia de Flores, y cuando habían transcurrido 35 minutos de viaje, ya estaba a la vista la estación de La Floresta.

Entre los pasajeros se destacaban Bartolomé Mitre, Domingo Faustino Sarmiento, Valentín Alsina, Dalmacio Vélez Sarsfield y Pastor Obligado. Enfundados en sus trajes de gala, iban también los socios de la empresa Camino de Hierro de Buenos Aires al Oeste: Felipe Llavallol, Francisco Balbín, Benicio Larroudé, Mariano Miró, Daniel Gowland, Manuel Guerricó, Norberto de la Riestra, Adolfo Van Praet, Esteban Rams y Vicente Basavilbaso.

Fuente: Revista Rieles Latinoamericanos.-

Adaptado por Luisem -  Luis E.Morell (Mundo Rieles)

No hay comentarios: