¡Estimado Visitante, Bienvenidos a Mundo Rieles!

El presente Blog tiene como principal objetivo la difusión de temas vinculados a los Ferrocarriles del Mundo; Quisiera dejar aclarado que el mismo NO pertenece a ninguna Empresa ni Organismo Ferroviario, simplemente aficionado al tema, buscando aprender juntos y poder compartirlo.

Para ello, en el mismo se publican con cierta periodicidad entradas, imágenes, gráficos, ilustraciones, opiniones, entre otras cuestiones; todas ellas con aportaciones propias y, desde luego, con aportes de terceros, en todos los casos con fuentes y bibliografía debidamente citadas para evitar plagio y/o daños a terceros, ya que NO es y, en ningún caso, la intención hacer daño.

Toda la información aquí volcada podrá ser reproducida, solo citen la fuente y/o nombre del Blog o autor del mismo, con ese simple hecho es suficiente. Si lo prefieren pueden escribirme a “mundorieles@gmail.com”.

A su vez, me gustaría solicitar a todos aquellos que consideren que en este Blog se viola o (se ha violado) derechos de “Copyright”, por favor me lo hagan saber para poder dar solución al mismo urgentemente.

Por último resta decir que, toda mención que se haga en este Blog de nombres que gocen de derechos de “Marca Registrada” o similar condición, se efectúa a solo efecto de acompañar dicha información, sin hacer uso de la misma a efectos económicos ni comercial por parte del presente Blog.

Muchas Gracias por su visita, espero que el Blog sea de su agrado y que disfruten de su contenido...! Con esa intención está hecho y escrito.///

Luis E. Morell Hernández.

P/D: Puede escribir y dejar su opinión del mismo a la siguiente casilla de E-mail: mundorieles@gmail.com

martes, 3 de mayo de 2011

El TGV Francés cumple 30 años…

La alta velocidad francesa conmemora su viaje inaugural, París-Lyon, de 1981, años en que un Tren de Alta Velocidad unía el trayecto entre París y Lyon; revolucionando el concepto que los europeos tenían del ferrocarril.
Fue el primer viaje de las ya famosas siglas TGV, el Train à Grande Vitesse, con la que la compañía estatal SNCF inauguraba la historia de la alta velocidad en el continente.
El presidente de la Empresa SNCF señaló que el TGV “ha ampliado nuestras fronteras geográficas y tecnológicas. Desde hace treinta años, aporta un nuevo sentido a la idea de viaje”.
SNCF preparó un tren del aniversario que recorrió dieciocho de las principales estaciones de la red, desde Bruselas a Burdeos. Diseñado con los colores corporativos del aniversario, el convoy llevó a cada ciudad una exposición que recorre la historia de la alta velocidad francesa desde diferentes puntos de vista.
Los visitantes comprobaron cómo ha cambiado el tren en estos tres decenios y, a su vez, reflexionar sobre los cambios individuales y colectivos que la sociedad francesa ha experimentado con su llegada: desde la propia visión del espacio y del tiempo a la reducción de las distancias en el país.
La muestra también viajó al “otro lado del espejo” para atestiguar el trabajo que hay detrás de cada tren: desde los ingenieros que lo piensan a su personal de viaje, pasando por montadores, limpiadores… Por último, la exposición se detiene en “las otras miradas del TGV” para analizar su conversión en icono mediático.
Un poco de Historia del TGV…
El mismo año en que se inauguró, el TGV logró su primer récord de velocidad al poder llegar a desplazarse a unos 380 km./h. Desde entonces, ha logrado dos marcas mundiales más. La primera, en 1990, que lo situó a 515,3 km./h.; y la segunda, en 2007, sobrepasó los 547. Sin embargo, más allá de récords, la historia del TGV es la historia de su expansión por todo el territorio nacional.
En el año 1989, el TGV no sólo conectaba París con Lyon, que fue el primer trazado, sino que también con ciudades como Rennes o Burdeos. Era la primera expansión, que llevó el tren de Alta Velocidad al oeste y sudoeste del país. Entrando el año 1993, el TGV comenzaba a apuntar al norte y tenía sus miras puestas en la futura conexión con las Islas Británicas a través del Canal de La Mancha. Mientras, SNCF trabajaba para unir provincia a provincia y evitar que los viajes de alta velocidad tuvieran que pasar por París obligadamente.
En el año 1994, Lille y Lyon se conectaron en un trayecto de tres horas; en 2001, el tren se lanzó hacia el Mediterráneo y llegó hasta Marsella. Seis años después, entraba en Estrasburgo y, en el año 2010 lo hacía en la ciudad de Barcelona gracias a la cooperación franco-española; el próximo paso será el canal del Ródano al Rhin para unir Lyon con Frankfurt.
Fuente: Revista Vía Libre – Edición digital española del día 12 de abril de 2011.

Luisem.-










No hay comentarios: